Síntomas y causas de la creatinina alta en gatos: todo lo que debes saber

Los gatos son criaturas maravillosas y misteriosas que nos cautivan con su elegancia y su independencia. Pero, al igual que los humanos, también pueden enfrentar problemas de salud, y uno de los más comunes es el aumento de la creatinina en su organismo. En este artículo, exploraremos las causas, los síntomas, el diagnóstico y el tratamiento de la creatinina alta en gatos.

“La salud y el bienestar de nuestros gatos son una prioridad. Asegurémonos de estar atentos a cualquier señal de que algo no está bien y brindémosles el cuidado que necesitan”.

I. Causas de la creatinina alta en gatos

El aumento de la creatinina en los gatos puede tener diversas causas. Una de ellas es el aumento de la masa muscular debido a la degradación de los músculos. Esto puede ocurrir por diversas razones, como una enfermedad o una lesión que provoque una mayor actividad muscular. Otra causa común es la presencia de problemas de filtración a nivel glomerular debido a la insuficiencia o enfermedad renal. Cuando los riñones no funcionan correctamente, no pueden eliminar adecuadamente los productos de desecho, lo que resulta en un aumento de la creatinina en la sangre.

Leer también:  Hepatitis en gatos: Cuidados esenciales para tu felino

II. Tipos de aumento de creatinina en gatos

Existen tres tipos principales de aumento de creatinina en gatos: el aumento prerrenal, el aumento renal y el aumento postrenal.

Aumento prerrenal

El aumento prerrenal ocurre cuando hay una reducción en la filtración glomerular debido a problemas de flujo sanguíneo renal. Esto puede deberse a una disminución en el volumen de sangre que llega a los riñones, como en casos de deshidratación o shock. También puede ser causado por una obstrucción en los vasos sanguíneos que irrigan los riñones.

Aumento renal

El aumento renal ocurre cuando hay daño en el riñón, ya sea agudo o crónico. Esto puede deberse a enfermedades como la enfermedad renal crónica, infecciones urinarias recurrentes, tumores o enfermedades autoinmunes. El daño renal afecta la capacidad de los riñones para filtrar adecuadamente la sangre, lo que resulta en un aumento de la creatinina.

Aumento postrenal

El aumento postrenal se debe a la obstrucción del flujo de orina. Esto puede ocurrir debido a cálculos renales, tumores, coágulos de sangre o estrechamiento de los conductos urinarios. La obstrucción impide que la orina fluya correctamente, lo que puede llevar a un aumento de la creatinina en la sangre.

III. Síntomas de la creatinina alta en gatos

La creatinina alta en gatos puede manifestarse a través de diversos síntomas. Algunos de ellos están relacionados con problemas de filtración glomerular, como oliguria (disminución de la producción de orina), poliuria (aumento de la producción de orina), úlceras orales, mal aliento y cambios en el tamaño de los riñones. Otros síntomas están relacionados con enfermedades del tracto urinario inferior felino, como estranguria (dificultad para orinar), disuria (dolor al orinar) y presencia de sangre en la orina.

Leer también:  Cómo cuidar y curar el pico agrietado de un periquito: consejos útiles

IV. Diagnóstico de la creatinina alta en gatos

Para diagnosticar la creatinina alta en gatos, se pueden realizar varios exámenes:

Hematología o análisis de sangre

Se realiza un análisis de sangre para medir los niveles de creatinina. Un aumento en estos niveles puede indicar un problema renal.

Examen físico

El veterinario realizará un examen físico para evaluar la masa muscular del gato y buscar signos de enfermedad renal, como cambios en el tamaño de los riñones o dolor en la zona renal.

Urianálisis

Se realiza un urianálisis para evaluar posibles alteraciones en la orina, como la presencia de sangre, cristales o infecciones.

Ecografía

Se puede realizar una ecografía para evaluar el tamaño de los riñones y buscar posibles causas de obstrucción urinaria, como cálculos renales o tumores.

V. Tratamiento de la creatinina alta en gatos

El tratamiento de la creatinina alta en gatos depende de la causa subyacente y de la enfermedad renal presente.

Tratar la causa subyacente y enfermedad renal

Si se identifica una causa subyacente, como una infección urinaria o cálculos renales, se debe tratar adecuadamente para reducir los niveles de creatinina. Además, se pueden utilizar medicamentos para apoyar la función renal y tratar enfermedades asociadas.

Rehidratación mediante fluidoterapia

En casos de alteración del flujo renal, es importante rehidratar al gato mediante fluidoterapia. Esto ayuda a mejorar la filtración glomerular y a eliminar los productos de desecho del organismo.

Medicamentos

Se pueden administrar medicamentos para apoyar la función renal y tratar enfermedades asociadas, como antiinflamatorios, antibióticos o diuréticos.

Desobstrucción

En casos de enfermedad del tracto urinario inferior obstructiva, puede ser necesario realizar una desobstrucción para restablecer el flujo de orina. Esto se puede lograr mediante la colocación de un catéter o mediante cirugía.

Leer también:  Todo sobre el moquillo en gatos: contagio, síntomas y tratamiento

Extra

Algunos datos adicionales sobre la creatinina en gatos:

  • El valor normal de la creatinina en gatos es de entre 0,6 y 2,4 mg/dl.
  • Un aumento de la creatinina en el análisis de sangre indica un daño del 75% en el riñón.
  • El SDMA es un parámetro que aumenta con solo un 25% de daño renal.
  • La dieta puede ayudar a tratar ciertos cálculos en el tracto urinario inferior.

La creatinina alta en gatos puede ser un indicador de problemas de salud, especialmente relacionados con los riñones y el tracto urinario. Es importante estar atentos a los síntomas y llevar al gato al veterinario si se observa algún cambio en su comportamiento o bienestar. Con un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado, podemos ayudar a nuestros amigos felinos a mantener una buena calidad de vida.

 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.