Raza de perros: Fila Brasileño, una poderosa y leal compañía

El Fila Brasileño es una raza de perro originaria de Brasil que ha ganado popularidad en todo el mundo. Su historia se remonta al año 1671, cuando se tienen los primeros registros de su existencia. Se cree que esta raza se desarrolló a partir del cruce de tres razas diferentes: los antiguos perros de presa o bulldogs, los mastiffs ingleses y los bloodhounds. Posteriormente, se considera que el fila terceirense también participó en el cruce de razas. En 1968 se estableció el primer estándar oficial de la raza y en 1982 se convirtió en la raza de perros más popular de Brasil.

El Fila Brasileño es un perro grande y robusto, con un cuerpo largo y musculoso. Los machos tienen una altura a la cruz de 75 a 80 cm, mientras que las hembras miden de 65 a 70 cm. Su peso mínimo es de 50 kg en machos y de 40 kg en hembras. Presenta piel gruesa y suelta, formando una papada muy evidente. Su pelo es corto, denso y suave, pudiendo ser de cualquier color uniforme, excepto blanco, gris ratón, con manchas grandes o pequeñas, azul y negro y fuego.

En cuanto a su carácter, el Fila Brasileño es un perro de temperamento complejo. Es fiel, amigable, paciente y bondadoso con su familia, pero desconfiado, arisco e incluso agresivo con los desconocidos. Es importante una buena socialización desde cachorro y un correcto entrenamiento para controlar su agresividad hacia los extraños. Se lleva muy bien con los niños de la familia y es un excelente compañero para los adultos.

En cuanto a los cuidados del Fila Brasileño, el pelo es simple de mantener, con un cepillado semanal y baños solo cuando sea necesario. Sin embargo, no se adapta bien a la vida en pisos ni en ciudades densamente pobladas, debido a su tamaño y carácter. Se recomienda tener un jardín grande en un entorno tranquilo para que pueda moverse y ejercitarse. Además, necesita ejercicio moderado y una alimentación adecuada, ya que come mucho. Es importante también proporcionarle ejercicio mental a través de juegos de inteligencia para mantenerlo estimulado.

Leer también:  Todo sobre el ñandú: tipos, características, alimentación y hábitat

La educación del Fila Brasileño es fundamental para canalizar su deseo de trabajar. Es un perro guardián y de pastoreo por naturaleza, por lo que no es necesario entrenarlo especialmente para que proteja a su familia ni a sus propiedades. Se recomienda utilizar técnicas de adiestramiento positivo y enseñarle las órdenes básicas de obediencia desde una edad temprana.

En cuanto a su salud, el Fila Brasileño es una raza generalmente saludable. Sin embargo, puede tener cierta tendencia a padecer displasia de cadera y torsión gástrica debido a su tamaño. Por lo tanto, es importante llevarlo regularmente al veterinario y mantener al día sus vacunas. También es necesario protegerlo contra parásitos externos como pulgas y garrapatas.

Actividades recomendadas para el Fila Brasileño

El Fila Brasileño se beneficia de paseos largos y sesiones de ejercicio moderado para gastar su energía. Les encanta correr y jugar al aire libre, por lo que tener un jardín grande es ideal para ellos. También disfrutan de actividades como el agility y el rastreo, donde pueden poner a prueba su inteligencia y habilidades físicas.

Convivencia con otros animales

A pesar de su temperamento protector, el Fila Brasileño puede llevarse bien con otros animales si ha sido socializado correctamente y se le ha enseñado a convivir de manera adecuada. Es importante introducirlo gradualmente a otros animales y supervisar sus interacciones para evitar cualquier problema. Con una socialización adecuada, puede convivir pacíficamente con otros perros, gatos y animales de granja.

Fila Brasileño como perro de trabajo

Debido a su temperamento protector y su tamaño imponente, el Fila Brasileño puede ser utilizado como perro de trabajo en áreas como la vigilancia y el pastoreo. Su instinto de protección y su lealtad hacia su familia lo convierten en un excelente perro guardián. Además, su fuerza y resistencia física lo hacen apto para realizar tareas de pastoreo en el campo.

Leer también:  Las increíbles características del Spitz Alemán: una raza de perros fascinante

Fila Brasileño como mascota de familia

A pesar de su carácter fuerte y su tamaño imponente, el Fila Brasileño puede ser un excelente compañero y protector para toda la familia, especialmente para los niños. Su lealtad y devoción hacia su familia hacen que sea un perro muy querido y respetado. Sin embargo, es importante tener en cuenta su temperamento y asegurarse de proporcionarle una educación adecuada desde cachorro para evitar problemas de comportamiento.

El Fila Brasileño es una raza de perro originaria de Brasil con una historia fascinante. Su carácter complejo y su imponente apariencia lo convierten en un perro único y especial. Con una adecuada socialización, entrenamiento y cuidados, el Fila Brasileño puede ser un compañero leal, protector y amoroso para toda la familia.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.