Todo sobre Onsior para perros: dosis y beneficios

Onsior, el medicamento antiinflamatorio para perros que está causando sensación en el mundo veterinario. Si tu peludo amigo sufre de dolor y inflamación, este medicamento puede ser la solución que estás buscando. Pero, ¿cómo funciona exactamente? ¿Cuál es la forma adecuada de administrarlo? ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

“La vida es mejor cuando tu perro está feliz y saludable”.

Funcionamiento del principio activo robenacoxib

El principio activo de Onsior es el robenacoxib, un potente antiinflamatorio no esteroideo (AINE) diseñado específicamente para perros. Este compuesto actúa inhibiendo la enzima ciclooxigenasa-2 (COX-2), responsable de la producción de prostaglandinas, sustancias que causan inflamación y dolor en el cuerpo.

Al bloquear la COX-2, el robenacoxib reduce la inflamación y alivia el dolor en los perros. Además, a diferencia de otros AINEs, el robenacoxib tiene una selectividad muy alta por la COX-2, lo que significa que tiene menos efectos secundarios en el sistema gastrointestinal y renal.

Forma de administración de Onsior para perros

Onsior está disponible en dos formas de administración: comprimidos y solución inyectable. La elección de la forma dependerá de la situación específica de tu perro y de las recomendaciones de tu veterinario.

Los comprimidos de Onsior son de fácil administración y vienen en diferentes tamaños para adaptarse al peso de tu perro. La dosis recomendada es de 1 mg por kg de peso del perro, aunque esto puede variar según el criterio del veterinario. Se administra una vez al día, preferiblemente sin alimentos.

En el caso de la solución inyectable, esta se administra por vía intravenosa o subcutánea, y la dosis también será determinada por el veterinario. Esta forma de administración puede ser más conveniente en casos en los que el perro no puede tomar medicamentos por vía oral.

Leer también:  Cáncer de piel en perros: síntomas y tratamiento

Onsior es un medicamento antiinflamatorio altamente efectivo para perros que sufren de dolor y inflamación. Su principio activo, el robenacoxib, actúa inhibiendo la enzima COX-2 para reducir la inflamación y aliviar el dolor. La forma de administración puede ser en comprimidos o en solución inyectable, dependiendo de las necesidades de tu perro y las recomendaciones del veterinario. Recuerda siempre seguir las indicaciones del profesional y realizar controles periódicos para asegurarte de que tu peludo amigo está respondiendo bien al tratamiento. ¡Tu perro te lo agradecerá!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.